Comunidad Surala
El mundo que está a tu alrededor llega a ti por afinidad vibratoria. Si quieres relacionarte con una realidad superior no la busques afuera, genérala adentro.

Compartir

Lo que los demás dicen habla de lo que en ellos.
Que tú te molestes con lo que los demás dicen habla de lo que hay en ti.

Compartir

La prosperidad no llega a ti por la cantidad de cosas que haces ni por el tiempo que dedicas. La verdadera prosperidad depende de la calidad del servicio que prestas.
Aprende a servir y a fluir para que los recursos lleguen siempre a ti en abundancia.

Compartir

Cuanto tú dices: YO CREO, qué verbos estás conjugando?...
... Tus creencias crean tu realidad

Compartir

Entender algo mentalmente no significa comprenderlo. 
La verdadera comprensión implica que hay una conexión entre la mente y el corazón, por eso su resultado es siempre de paz y armonía interior.

Compartir

Que tú ya hayas aprendido a multiplicar no significa que ese curso deje de existir, ese curso sigue siendo necesario para aquellos que están aprendiendo a multiplicar. 
¡Que tú sepas algo, no significa que el otro también tenga que saberlo!

Compartir

El propósito de ser feliz se cumple cuando logras una sola cosa: Aceptar la realidad
Renuncia entonces a pretender cambiar lo que te rodea y disponte a comprender que toda situación es perfecta y necesaria para aquel que la vive.

Compartir

No te preocupes por la forma en que los demás te ven, te juzgan o te hablan. 
Ocúpate por la forma en que tú te ves, te juzgas y te hablas a ti mismo.

Compartir

Sólo cuando sea capaz de amarme completamente a mí mismo seré capaz de sentirme completamente amado por los demás.

Compartir

Tu mundo sólo se transforma cuando dejas de sentir que eres un sujeto pasivo ante él y comienza a darte cuenta que eres tú quien en tu interior crea lo que hay a tu alrededor.
Así que aprópiate de tu vida y comienza a actuar en ella transformándote a ti.

Compartir

Tu función como padre no es evitar los problemas a tu hijo, es darle las herramientas para que él aprenda a resolverlos por sí mismo.

Compartir

Exigir respeto no es respetar
El verdadero respeto no se impone, se gana respetando al otro, comprendiendo y aceptando sus diferencias; por eso no critica, no juzga ni prohibe.

Compartir

Pagina 1 de 3