Comunidad Surala

Nataly Betancourt

Psicóloga

"El mayor compromiso que tienes es contigo mismo"

Quién soy

Soy una afortunada mujer que tuvo la bendición de nacer en una familia que ya estaba en una búsqueda espiritual, mis padres siempre tuvieron la inquietud del verdadero propósito de la vida y sintiendo que había algo más en ella comenzaron una búsqueda de información que los llenara plenamente. Así que desde muy pequeña estuve junto a ellos en este camino y con las mismas inquietudes que ellos tenían sobre la vida y sobre el hombre. Puedo decir que a los 10 años ya había estudiado los 3 niveles de Reiki, feng shui, rebirthing y esencias florales, había asistido a cursos de meditación y yoga y había leído todos los libros espirituales que mamá me sugería. A los 12 años mi mamá, Nubia Cendales, llegó a Escuela de Magia del Amor y en casa nos compartía todo lo que aprendía junto a Gerardo, así que crecí entendiendo que hay dimensiones que no vemos y que en el colegio no nos enseñan, sabiendo que hay leyes universales que nos rigen y entendiendo la importancia de seguir estas leyes. Mi niñez y adolescencia fueron bastante diferentes a lo común y mi visión de la vida y del ser humano era mucho más amplia y compleja de lo que nos dicen los libros. Y con esta visión y el propósito de entender aún más la experiencia humana, en el año 2.004 incié mi carrera de Psicología en la Pontificia Universidad Javeriana, formación que complementó bastante mi visión de la vida, me brindó herramientas terapéuticas y me di la oportunidad de servir y apoyar a otras personas en sus procesos de aprendizaje.

Desde que tengo 8 años recuerdo quedarme dormida todas las noches pidiendo a Dios que me diera el maravilloso regalo de ver a los maestros y poder hablar con ellos, cada noche me dormía con esa ilusión y la esperanza de que algún día se diera, sin embargo debo reconocer que llegué a pensar que nunca se daría y solo sería un deseo que no vería cumplirse, pero nuevamente el universo me bendijo y en el 2.008, haciendo un ejercicio de terapia regresiva con mi hermana, encontramos que había llegado ese regalo tan deseado. Desde ese momento puedo entrar en contacto con estos seres divinos que nos han apoyado y nos han guiado en los momentos en que más los hemos necesitado. Tres años después con el apoyo de estes seres, escribimos con mi hermana, Marcela Betancourt, el libro Colores del Alma y abrimos el espacio para que otras personas pudieran también conversar con sus guías espirituales.

Gracias también a este camino que mis padres encontraron tuve la maravillosa correspondencia de encontrar a mi esposo y mi compañero de vida, Alfredo Besosa, un ser admirable que tengo la fortuna de tener a mi lado, con quien formamos una familia y comenzamos este maravilloso proyecto de la Comunidad Suralá.

Hoy en día soy una feliz mamá, dedicada a mi hija, Emilia Besosa, apoyándola, guiándola y enseñándole esta valiosa información para que aprenda a ser feliz por sí misma, atiendo consulta psicológica y junto con mi hermana la consulta con maestros, soy facilitadora del programa ElevArte y hago parte de los fundadores de la Comunidad Suralá.

Qué he hecho

Estudié Psicología en la Pontifica Universidad Javeriana y allí comenzó mi interés por la neuropsicología y la forma en que se relaciona cerebro – cuerpo – emociones y mente así que de manera autodidacta comencé a buscar mucha información sobre el tema y acercarme a formas diferentes de entender al ser humano. Este interés se ve reflejado en el libro del que soy co-autora “Colores del Alma”.

Actualmente atiendo consulta de manera particular, soy facilitadora del Programa Elevarte y dedico la mayor parte de mi tiempo a una función muy enriquecedora, llena de retos, contrastes y en la que sobre todo procuro aplicar toda la información: ser mamá.